Refinería de Barrancabermeja aumenta en 22% su carga de crudo por recuperación paulatina de la demanda de combustibles en Colombia

Compartir en:

Con el cumplimiento de estrictos protocolos de bioseguridad para proteger la vida de los trabajadores directos y aliados, la refinería de Barrancabermeja de Ecopetrol aumentó este fin de semana en un 22% a 140 mil barriles por día la carga de crudo que procesa, para dar respuesta al paulatino incremento de la demanda por combustibles en el interior del país.

Ecopetrol puso nuevamente en servicio la Unidad 200 de crudos, completando así cuatro unidades de destilación primaria en funcionamiento. Estas unidades procesan el petróleo proveniente de los campos de producción de la región del Magdalena Medio y de otras regiones del país como el campo Cusiana en Casanare.

De la misma forma, reinició operaciones la unidad de Cracking UOPII para atender la demanda de gasolina del interior del país que registró un incremento del 24% con relación al mes de abril.

La planta UOPII estuvo por fuera de servicio durante 28 días, tiempo en el cual fue sometida a un proceso de desinfección y limpieza profunda, luego de que tres de sus operadores fueron diagnosticados con covid-19.

De otra parte, el complejo industrial completó el balance operacional con la apagada de la unidad Craqueo Catalítico UOPI.

La refinería está entregando al país diésel, gasolina, propileno grado refinería (materia prima utilizada por Esenttia para la producción de polipropileno), GLP, combustóleo y asfalto.

De otra parte, la próxima semana se espera reanudar el mantenimiento mayor de la planta de Azufre IV de la Refinería de Barrancabermeja para incrementar la capacidad de tratamiento y recuperación de azufre, de 50 a 90 toneladas por día. Para ello la empresa aliada Tabarca, encargada de su ejecución, presentó el Plan de Activación a la Alcaldía Distrital de Barrancabermeja y espera la certificación de reactivación económica.

Los trabajos comenzarán con 60 trabajadores locales y este número se aumentará de forma gradual hasta llegar a unas 180 personas para cubrir el alcance de las actividades en un plazo de dos meses. El área de trabajo se dividirá en sectores para asegurar lo establecido en la Resolución 666 de 2020.

La refinería aspira a iniciar en el mes de junio las paradas de la planta Viscorreductora II y la unidad U250 de Crudos, que también fueron suspendidas el pasado mes de marzo debido a la coyuntura de la covid-19.

Actualmente la refinería opera con un total de 9 de las 54 plantas y esta semana labora con un mínimo vital de 1.350 trabajadores, entre directos y aliados.

Los protocolos de bioseguridad, que se cumplen en los proyectos, programas de mantenimiento mayor, mantenimiento día a día con escalonamiento de actividades son presentados por las firmas contratistas a la Alcaldía Distrital de Barrancabermeja con antelación para recibir las autorizaciones respectivas previas a la ejecución de los trabajos.

Ecopetrol en coordinación con las firmas aliadas revisa el cumplimiento de los protocolos que exige la resolución No. 666 del Ministerio de Salud y Protección Social, antes del inicio de los trabajos y durante su ejecución.

Son parte de las medidas preventivas el distanciamiento social, uso de tapabocas y elementos de protección respiratoria en campo, protocolo de lavado de manos y etiqueta respiratoria, desinfección de áreas de trabajo, aplicación test de pre ingreso condiciones de salud, control de temperatura, consumo de alimentos con medidas de bioseguridad, tamizaje de pruebas para COVID19, entre otros